Tortitas Americanas

Deliciosas recetas de tortitas americanas

Tortitas americanas de plátano

Me encantan las tortitas, demasiado se podría decir. Son fáciles y se prestan a todo tipo de acompañamiento. Los trocitos de fruta son mi debilidad, y así puedo decir que como mis raciones de fruta diaria.

¡Oh, pero que bueno! Las de hoy tienen plátanos. Así que estas tortitas de plátano super esponjosas son totalmente saludables.

Tortitas americanas de plátano

Sí, el secreto de la jugosidad de las tortitas es el puré de plátano de la masa, que le aporta la humedad que necesita para estar super jugoso.

Existen varios métodos para que las tortitas estén más esponjosas y livianas. Uno de los más populares es añadir sólo la yema de huevo a la mezcla y batir la clara hasta que se monte, y después añadirlo.

Yo lo que hago es poner un poco más de levadura y dejo reposar la masa unos minutos antes de preparar las tortitas. Como la levadura se activa 2 veces (cuando se humedece y cuando se le aplica calor), forma más burbujas y se infla más.

Resumiendo, esta receta es perfecta para el desayuno del fin de semana. Si te sobran muchas tortitas, puedes congelarlas en una bolsa de zip durante 3 meses.

INGREDIENTES:

  • 480 ml de buttermilk (o 2 cucharadas de vinagre + 450 ml de leche entera o leche de almendras)
  • 1 plátano grande o 2 pequeños, maduros y hechos puré + 1/2 plátano en rodajas para decorar
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida y enfriada
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla puro
  • 315 gr de harina o harina de trigo integral
  • 50 gr de azúcar o miel
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal

INDICACIONES:

Lo primero que hay que preparar es el buttermilk si lo tienes que hacer. Vierte las 2 cucharadas de vinagre en la leche y espera 10 minutos para que la leche se transforme en buttermilk (verás que se empieza como a cortar).

Pon la mantequilla en un bol grande. La mantequilla tiene que estar derretida, pero fría, así que te recomiendo que la derritas en el microondas unos minutos antes de empezar a cocinar.

Machaca los plátanos hasta tener un puré fino. Incorpóralo a la mantequilla junto con los huevos, el extracto de vainilla y el buttermilk.

En otro recipiente, mezcla la harina, el azúcar, la levadura, el bicarbonato y la sal.

Vierte los ingredientes secos en los húmedos y mézclalo todo hasta que justo se integren. Deja la mezcla retirada a parte unos 5 minutos, para que haga efecto el agente leudante y suba un poco.

Calienta una sartén antiadherente a fuego medio y derrite en ella un poco de mantequilla. Extiéndelo uniformemente por toda la base con un papel de cocina.

Cuando esté caliente, pon un poco de masa sobre la sartén (yo suelo añadir un poco menos de 1 cacillo). Deja que la masa se extienda por toda la superficie de cocción y se cuecen durante unos minutos, hasta que se despegue de la base.

Las tortitas se pueden dar la vuelta cuando empiezan a formar pequeñas burbujas y se doran los bordes. Una vez que la tortita se ha cocinado por las dos caras, se la saca y se repite el proceso hasta terminar la masa.

Sirve las tortitas con las rodajas de plátano por encima y jarabe de arce.

Para hacer unas tortitas sin lactosa, utiliza leche de almendras en lugar de leche de vaca y aceite de girasol en lugar de mantequilla.

Para el relleno:

  • Mantequilla de cacahuete
  • Jarabe de arce puro
  • Azúcar glas
  • Trozos de fresas
  • Chips de chocolate
  • Arándanos